The Cornelius: caminando en círculos… pero con las cosas claras



Texto: Carlos Molina.

Desde Galicia nos llega el funk-rock con melodías poperas de The Cornelius (fotos: Miriam Barral, de actualidad con un tercer trabajo, “Walking in circles”, con el que deberían de subir, como mínimo, un escalón más dentro del rock patrio. Por el momento, preparan las maletas para asaltar Europa en septiembre. Hablamos con Antonio Casado, guitarra, de estas y otras muchas cuestiones.

Este “Caminando en círculos” es vuestro tercer disco tras seis años al pie del cañón, discográficamente hablando. Antes de nada, me gustaría que pusierais en antecedentes a todos aquellos que vayan a descubriros con este trabajo y hablarais durante algunas líneas de vuestros dos álbunes anteriores, “Greatest Hits” y “1960” (productores, sonido, qué temas destacaríais, etc).


Podríamos aburriros con todo lo sucedido en The Cornelius desde que arrancamos. Así que mejor lo resumimos en la publicación de nuestros dos discos anteriores, “Greatest Hits” (2007) y “1960” (2009). El primero supuso la primera toma de contacto del grupo con el estudio de grabación y la consciencia de tener un proyecto entre manos. Sin más recursos que la venta en los conciertos y el entonces en auge Myspace, el disco recibió grandes críticas en distintas partes del mundo, llamando la atención de Mick Glossop, productor de artistas como Van Morrison, Frank Zappa, John Lee Hoker, Sinead O’ Connor o Suede. En poco tiempo nos vimos preproduciendo con él lo que sería nuestro segundo trabajo “1960”, con el cual tuvimos la oportunidad de hacer nuestra primera gira por España, tocar con bandas como Arcade Fire, Echo and The Bunnymen o Morcheeba y formar parte de importantes proyectos como el disco tributo a The Beatles “50” o hacer música para el 125 aniversario de Coca Cola. Un camino que hemos saboreado en cada momento y del que destacaríamos “Fool Forever” y “1960”, dos temas que representan el sonido del grupo en su evolución desde la fusión de funk rock hacia la búsqueda de melodías pop, ambas vertientes conscientemente integradas en nuestro último disco, “Walking in circles”.

Atesoráis reconocimientos como los primeros puestos en concursos de vuestra Galicia natal como Novaxove, Festichán ó MusicaliA, un tercer lugar en la Global Battle of the bands 2007, premio al mejor disco del 2007 en Galicia en los Premios de la Música del Maketón Estrella de Galicia, autores de una de las canciones de la campaña de Coca-Cola music experience y semifinalistas en nuestro prestigioso Villa de Bilbao. De todos estos logros, ¿cuáles os hacen más ilusión?

Todos son y han sido muy importantes para nosotros en su momento. El reconocimiento en este tipo de concursos nos ha ayudado a seguir adelante en momentos en los que no resulta fácil mantener el barco a flote. Recordamos con especial cariño la final española de Global Batlle of Bands. Dos autobuses de amigos y gente de nuestra zona se desplazaron a Madrid para apoyarnos en persona. Dudo que recibamos un premio más importante.

Habéis podido trabajar con gente de la talla de Adrian Hall -Tom Jones o Robbie Williams-, Mike Glossop (productor habitual de Van Morrison), Tatsuya Sato (Madonna, Rihanna) y Alan Douches -Ramones, Chemical Brothers-. ¿Qué pensáis que han terminado por aportaros y, en cualquier caso, qué añadiríais a la etiqueta de rock-funk con la que se suele definirse vuestra música?

Después de una grabación con cualquiera de estas personas ya no eres el mismo. Ha sido un lujo que nos ha hecho crecer como músicos y enfrentarnos al estudio de grabación con las miras mucho más amplias. En el caso del último disco, el trabajo de mezcla de Adrian Hall ha resultado decisivo a la hora de culminar el concepto artístico que pretendíamos.

“Walking on circles” se grabó en el verano de 2012. Tras mostrarlo a varias discográficas, finalmente habéis apostado por la autoedición. ¿Os ha invadido en algún momento la frustración de recibir largas, negativas o contratos imposibles por parte de los sellos con los que contactasteis? ¿Qué tal están yendo estas primeras semanas de lanzamiento digital y físico del disco en cuanto a ventas, fechas de conciertos, etc?

En nigún momento nos hemos sentido frustrados. Después de casi una década trabajando con diferentes compañías, hemos hecho exactamente lo que queríamos hacer. Así que estamos disfrutando del hecho de controlar cada movimiento, incluido el de la venta de discos, del cual afortunadamente no nos podemos quejar.



El álbum se abre con “Never Surrender”, toda una auténtica declaración de intenciones aderezada con potente y coreable estribillo. El funky encuentra acomodo en “Brother”, con un agradable sabor Jamiroquai, mientras que “Whistle song”, haciendo honor a su nombre, navega por aguas más recogidas, como “Shine” o el cierre “A man talking”, aunque también bien bellas. Mola, y mucho, la rockera “Daily Chorus”, al igual que la homónima “Walking on circles” y su juego de intensidades y revestimientos casi épicos. “Great Expectations” es tan pegadiza, groove y sexy que, a buen seguro, será uno de los cortes de los directos, como la enérgica y bailable “On my Own” o la desgarrada "Afford to lose". ¡Buena muestra de las brutales guitarras y gran base rítmica que se vislumbra en todo el álbum! Por su parte, "Back and forth" cruza una senda intimista y acústica. Notable álbum con el que, además, queréis apostar por girar por Europa. ¿Qué nos podéis adelantar de este reto?

Si todo va como está previsto, en septiembre, una vez finalizada la gira de verano, haremos nuestra primera incursión en Europa. Esto es algo que nos hace especial ilusión, pues siempre hemos sentido la necesidad de no limitar nuestra música al mercado español, algo que no resulta fácil de conseguir para un grupo que trabaja de forma independiente como nosotros. Han sido necesarios varios años de rodaje y contactos para poder permitirnos este salto.

Luego volveremos al directo, pero antes, ¿qué tal ha sido el trabajo de producción junto a Iago Lorenzo, y qué es lo que más destacaríais de su trabajo en este álbum?

La participación de Iago ha sido clave en el resultado del disco. A su trabajo se debe en gran parte el concepto acústico y artístico de Walking in Circles, más orgánico, intenso y fiel al sonido de la banda que los anteriores. Esa sonoridad, cultivada desde el primer momento hasta el último de la grabación, ha aportado una mayor cohesión al repertorio, influenciado como siempre por diferentes estilos entre el soul y el rock.

Disco que también ha contado con varias colaboraciones (David Failde en la batería, Javier Cedrón y Myriam Poghosyan en el violín, Rosa Cedrón al cello y en la voz). ¿Cómo valoráis vuestro reconocimiento entre otras bandas del panorama pop-rock gallego y nacional? ¿Hay algún espejo en el que tendáis a miraros por lo que ha conseguido ese grupo o artista, su trabajo, la calidad de sus álbunes, etc?

Ha sido un lujo contar con todas esas colaboraciones que mencionas. Los hermanos Cedrón y Myriam Poghosyan han aportado una nueva dimensión a nuestra música con sus cuerdas (chelo y violines). Lo de Faílde es más que una colaboración, él fue el tercer batería del grupo, miembro de la familia y parte esencial de este trabajo. En cuanto al contacto con otras bandas, intentamos estar atentos a todo lo que se cuece, aunque reconocemos que nuestros referentes hace tiempo que dejaron de ser portada.

7 de junio: Forum Celticum. Culleredo. 15 de junio. Pub D'Antón. Laracha. 22 de junio: Ensanche. Vigo. 5 de julio. Pub Gatos: Melide 6 de julio: Naútico. San Vicente do Mar. 31 de julio: Miudiño. Ourense. Estas son vuestras últimas fechas confirmadas. Habéis estado ya en Madrid, Valladolid, A Coruña… ¿Podremos veros por Bilbao, plaza imagino que especial para vosotros, presentando este nuevo álbum? ¿Habrá espacio para versiones tipo la briosa "Drive my Car" de los Beatles, que incluisteis en el disco homenaje supervisado por Yoko Ono en el que también estuvieron Andrés Calamaro, Coque Malla, Miguel Ríos, Los Coronas, Maga, Deluxe o Ilegales...?

Bilbao es una ciudad especialmente inquieta y musical. Nos lo dejó muy claro cuando tuvimos la oportunidad de participar en la fase final del Villa de Bilbao. Un gran nivel tanto en las bandas como en organización y público. Esperamos volver muy pronto por allí, por supuesto con nuestra adaptación de “Drive my Car” bajo el brazo.

Comentarios

carlos leites ha dicho que…
Un lujo de cd... con escucharlo 1 vez ya engancha.