10 opiniones sobre Enrique Bunbury


Texto: Carlos Molina.

Una cosa está clara: Bunbury no deja a nadie indiferente. Tampoco entre sus compañeros de profesión, entre los que abundan los que al menos reconocen su capacidad de trabajo y mutación. Recogemos 10 declaraciones de músicos más o menos cercanos a este artista que han hablado en la última década para ORPHEO acerca del zaragozano, en especiales varios como “Le tengo rabia al Silencio” o “Bienvenidos al Circo Delirante”, además de alguna que otra voz inédita hasta el momento.


Xoel: “Con Bunbury pasa una cosa que me parece acojonante, y es que es un tío muy criticado… y no sé por qué. ¿Se le critica porque hace lo que le da la gana? Pues no lo entiendo, porque eso no puede ser criticable. La libertad es lo primero, y en el caso de una carrera artística lo primerísimo. Me gusta que tenga esos cojones, esa actitud. Se lo cree, le ves vestido como ese personaje que se ha creado y lo notas. Tiene todo el derecho del mundo a hacerlo así, es lo mismo que hace un buen actor. En resumen, me apasiona la gente como Bunbury que da importancia a la parafernalia que debe rodear un show y la practica”.

Mikel Erentxun: “Musicalmente me parece más atractivo como solista, pero ya en la etapa de Héroes me gustaba. Gozar de unas señas de identidad muy definidas es fundamental en una banda y en solitario. Cada vez es más Bunbury y menos otras cosas, que es algo que todos buscamos, encontrar nuestro propio sonido al margen de referencias externas. Además sus letras son muy buenas”.


Fito: “Hay gente que no tiene nada que ver conmigo a la que admiro, y Enrique es uno de ellos, porque se nota que hace lo que le sale de los cojones y además conecta con la gente, se lo puede permitir. Eso es un lujo”.


Manolo García: “Me choca bastante lo que hace, siempre en sentido positivo. Su propuesta es muy valiente y alejada a lo que hacía con Héroes. Podrá gustar o no su marcianada, a mí sí que me atrae. Tiene cosas muy interesantes y sobre todo una propuesta propia, que es lo que a mí me apasiona de la gente”.

Jaime Urrutia: “Enrique es un ejemplo de que al actuar en solitario tienes que dejarte la vida en ello. Es como todo en esta vida: o luchas por lo que crees, o te quedas en casa tocándote los huevos”.


Alaska: “Es necesario que en nuestro país tengamos artistas con personalidad. Me molestan mucho los músicos inocuos, que están en esto como de paso, como si les diera vergüenza. Mientras vea sangre me da igual que me hables de Bunbury o de Camela. Además Enrique y yo tenemos ese ídolo común que es Raphael… recuerdo que cuando conocí a Enrique y le dije que su voz la asimilaba a la de Raphael a él no le gustaba. ¡Quizás le parecía poco moderno! (risas)”.

Marc, Sidonie: “Me parece un tío al que hay que tenerle el mayor de los respetos. Además dicen que nos parecemos mucho, lo que pasa es que yo mido 2,13 y él es más bajito, de metro y medio o así (risas). No, en serio, tampoco es que pueda decir que soy muy fan de su música, pero sí que le sigo, porque me interesa. Sobre todo me gusta su voz, está cargada de personalidad”.

Jesús, Sidonie: “Le admiro mucho. Empezando por lo que hizo junto a los Héroes, montar un espectáculo de rock como el que hicieron en esa época… Le tengo mucho respeto. Es un tío con una carrera brillante, sigue hacia delante, a pesar de que le han criticado la hostia… Es brillante”.

Nacho (Tako): “Te guste o no, hay que reconocer que es un genio y que ha llegado donde se merece. Hay que alabar su independencia respecto a todo y los riesgos que ha corrido, aun sabiendo que podría perder fans por arriesgar musicalmente. Ole sus huevos”.

Jordi Navarro, Cyan: “En la banda tenemos a un gran fan de Héroes del Silencio que es Gorka. Su trayectoria en solitario no la hemos seguido demasiado, pero nos parece uno de los artistas más grandes de nuestro país, y sin lugar a dudas uno de los frontman más contundentes, si no el que más, que podemos encontrar sobre un escenario. Cualquier recinto se le queda pequeño, da igual que sea un Sant Jordi o un circuito de motos con 100.000 asistentes. Tiene esa seguridad y esa autoridad que sólo poseen los grandes. Es sin duda un tipo del que aprender y tomar nota”.

También te puede interesar:

10 razones para admirar la carrera en solitario de Enrique Bunbury

10 canciones de Bunbury a (re)descubrir

Siguenos en Facebook

Comentarios