Spiderman 3

Inauguramos la sección de cine dentro del Blog con la crítica de Spiderman-3, la película rompetaquillas en todo el mundo...

Empecemos por un detalle que no deja de tener su importancia: Spiderman es, sin duda, mi superhéroe favorito, junto a Batman, (algunos de) los X-Men y poco más... Por otra parte, mi etapa favorita del personaje es la de finales de los 70, la del Peter Parker universitario, siempre con problemas económicos, empollón, feliz con Gwen Stacy pero sin ser inmune al lanzamiento de tejos por parte de Mary Jane, con su amigo Harry a punto de perder la chaveta, un J. J. Jameson que no le da respiro y combinando los chistes en sus combates con el desasosiego de ser visto como una amenaza por gran parte de los habitantes de Nueva York... Vamos, que soy de Lee y Conway y de Romita Sr., por supuesto.

En este sentido, me gustó la primera parte de Spiderman. Recogía muy bien la personalidad del personaje, tanto en su faceta de Peter Parker como en la de Spiderman. No salía Gwen, pero bueno, no dejaba de haber ciertos patrones suyos en Mary Jane. La frase: "un gran poder conlleva una gran responsabilidad" resumía todo. A pesar de algunos pasajes que cantaban ordenador por cada frame, era lo suficientemente espectácular. Y Tobey Maguire confirmaba mis buenos augurios en su papel de Peter Parker, tal y como le vi desde que contemplé su participación en Jóvenes Prodigiosos.

La segunda, a mi juicio, alcanzó el cénit. El dr. Octopus se revela como el mejor villano de la saga gracias al papel de Alfred Molina, los problemas de Peter Parker-Spiderman van en aumento, la espectacularidad es aún mayor que en la primera parte y el happy end deja a la historia con muy poco más que añadir. De hecho, hubiera sido el final perfecto para la trilogía.

Pero...

Pero había que hacer una tercera parte. Y entre guión y espectacularidad, parece que sus responsables han apostado por lo segundo. Que no es malo, pero hace de este Spiderman 3 la película más floja de la saga. No es un mal filme, pero está lejos de Spiderman 1 y muy lejos de Spiderman 2.

En primer lugar, algo falla en el arranque de la película. ¿Spiderman un personaje no sólo reconocido, sino admirado? Sin duda ese planteamiento ha deparado peores tramas que cuando no deja de ser un héroe reconocido por algunos pero visto con descofianza por muchos. Dos: ¿Qué aporta una Gwen Stacy que tiene más de Mary Jane (¿es modelo en sus tiempos libres?) que del personaje del cómic, más allá de que, eso sí, es muy guapa? Poco, más que un guiño algo fallido a los lectores del Spiderman más clásico (entre los que se encuentran el propio Raimi). Tres: ¿son necesarios tantos villanos? Para nada. De hecho, Venom está cogido con pinzas, y su breve inclusión final más bien parece una venganza del director contra los productores, ya que no era ni de lejos una propuesta que le interesara, pero visto que tiene sus fans entre los lectores más jóvenes del personaje... Raimi parece decir: "ahí lo tenéis, pero visto y no visto". Su presencia ni agrada ni desagrada, simplemente pasa casi desapercibida.

De hecho, se nota más el mimo con el que Raimi, que firma el guión junto a su hermano Iván y Alvin Sargent, se decanta por un personaje más rico en matices como es el Hombre de Arena. El descubrimiento de su nueva condición tras pasar por un experimento es uno de los momentos más poéticos y Raimi de la función, una verdadera maravilla alimentada por una música que, en ese pasaje sí, alcanza cotas prodigiosas (y sus mutaciones en un ser de arena acojonan en muchas ocasiones, la verdad).

Es ese momento, y otros esporádicos (el final de Harry Osborn, el momento en el restaurante en el que Mary Jane deja plantado a Peter cuando está a punto de darle el anillo de compromiso) los que dan galones a una película que se antoja algo larga, con unos efectos especiales brutales (como son brutales algunas de sus batallas... los golpes duelen, sangran y desfiguran... no es violencia infantil, eso desde luego, y es un punto a favor de Raimi) y que es un cierre digno, algo decepcionante por el listón tan alto que habían dejado las otras dos entregas. Pero no deja de ser algo habitual en las últimas partes de una trilogía (El Señor de los Anillos, X-Men, ya no digo Batman... esa sí que me dolió).

Lo que está claro es que si después de Spiderman 2 las peripecias argumentales se antojaban complicadas para aportar algo nuevo a la saga, después de este Spiderman 3 difícil lo van a tener para llegar al nivel de las dos primeras partes si es que, como parece, se empeñan en continuar con la franquicia...

Comentarios

La apariencia no es sincera ha dicho que…
estoy completamente de acuerdo carlos, yo la vi pirateada (me he roto el tobillo y no puedo ir al cine) y los efectos me parecieron la leche pero la historia se me queda muy coja y a mi novia le comente lo de la excesiva aparicon de villanos ademas de la mania de contar el inicio de todos los villanos.