Sonic Winter: "Party War on The Killing Floor" (Autoeditado)


Texto: Carlos Molina.

A caballo entre Glasgow y París discurre la vida de Sonic Winter, banda que se presenta como una formación de “rock alternativo y progresivo”. El grupo surge de la unión de Jean-Marc Millière, guitarrista itinerante de combos como Lemon Squeezer, Atomic Playboys, Riff Raff, Mudslide y God told us to do bad things (vaya nombre más chulo) y el teclista Francis Girola, que deciden montar el grupo en Glasgow durante el año 2012.

La banda cuenta con dos trabajos en su haber: el debut "Magical Silver Bullets and Hell Birdsongs" (20 cortes, ahí es nada, publicados en 2014) y el reciente “Party War on The Killing Floor”. Acaban de firmar con el sello británico Major Arcana Records y en octubre se embarcarán en una gira por Suecia.

Al lío. El generoso “Party War on The Killing Floor” (15 temas) es un rico trabajo que mira al rock de los sesenta y setenta, no desdeña experimentación y se abre con vigor con ‘Year Zero’, ecos etéreos en las voces para un corte con unas (muy presentes en todo el disco) reminiscencias psicodélicas. ‘Hipster Faker’, el título lo dice todo, adopta un toque más “chulesco” en el sonido con toques sci-fi en algunos pasajes. ‘Straight in Your Face’ cuenta con un aire Bowie y a los Beatles más experimentales en su compases finales y fascina durante su breve duración (menos de 2 minutos).

En ‘Dead Brain Century Carnival’ la banda adopta un tono acústico en un corte de nuevo con reminiscencias Bowie, notables juegos de voces y tremendamente cautivador. El quinto track, ‘Beautiful Queen Of The Golden East’, es uno de los momentos más elevados del disco. Pieza experimental, desde las voces -¿ecos?- a la arquitectura sonora. De nuevo psicodelia, en un juego de tonalidades e intensidades. ‘I Lose Control’ abraza sin reparos un disfraz electrónico con destellos a lo Depeche Mode, imprimiendo un poso más grueso en ‘Saturday on Earth’. ‘Freak & Weird’ es hipnótico, experimental y rico en matices. Uno de los cortes más locos del álbum y sin embargo de los más cautivadores. ‘Le Fils de Lucifer’ apuesta por un poso más directo y bailón. Un corte nacido para ser interpretado en directo, que de nuevo vuelve a jugar con intensidades y efectos en sus pasajes finales. Con ‘Rocking Machine’ lo dicen todo en el título, una canción con la que van a por todas desde el arranque, como es el caso de ‘The Lovely Burden Of The Maker’, donde coquetean con el punk. ‘Sahara’ tiene algo de funky en sus compases iniciales, arquitectura bajo la que se esconde un tema de tonalidad recogida y etérea. Aunque si hablamos de tonalidad etérea, casi espiritual, hay que conceder un espacio privilegiado a ‘Defender’, canción de nuevo con un toque a los Depeche Mode más recogidos. Cierran el disco dos largas piezas de en torno a los 10 minutos, una instrumental ‘Establishment Of Time’ que se inicia con una cadencia clásica y onírica para coger brío en su ecuador, y el corte en directo ‘Blues is Blood’, de sonido crudo. Banda muy, muy interesante, en resumen.

https://sonicwinter.bandcamp.com/album/party-war-on-the-killing-floor

Siguenos en Facebook

Comentarios