BCore celebra su 25 aniversario... y nuevos lanzamientos


Texto: Txema Mañeru.

Este año promete ser un sin vivir en el sello catalán BCore Disc. ¡Y es que 25 años de vida no se cumplen todos los días! Por ello este año han comenzado editando nuevos y destacados trabajos todos los pesos pesados del sello. Es el caso del cuarteto de Sant Feliú de Guixols, Bullit, que acaba de cumplir una década de vida y de sacar su cuarto y destacado trabajo, “Sparks”. También acaban de sacar su disco más completo y toda una maravilla los Brighton 64 con el título de “Modernista”. Tienes información completísima en www.bcoredisc.com y así te enterarás de los Conciertos-Celebración en Barcelona entre el 24 y el 27 de junio. Toda la plana mayor del sello irá tocando en diferentes salas y en algunos casos con invitados y repertorios fuera de lo corriente. En este caso destacamos, por ejemplo, que Standstill recuperarán lo mejor de su legado en inglés. Además, Anímic con invitados amigos, Bullitt versionando a Bad Religion, No More Lies, X Milk, 24 Ideas, The New Raemon, Joan Colomo, The Unfinished Sympathy, Nueva Vulcano, Tokyo Sex Destruction y Betunizer. Pero ahora nos centramos en los nuevos discos de Nueva Vulcano y The New Raemon.

Nueva Vulcano: “Noveleria”

Compartirán velada el 26 de junio con The New Raemon, Joan Colomo y unos The Unfinished Sympathy, especialmente reunidos para la ocasión, en la Sala Apolo y lo harán con repertorio de versiones especiales y muchos invitados. También están actualmente de gira presentando esta flamante novedad y tienes toda la información en www.nuevavulcano.com.

Pero ahora queremos centrarnos en su nuevo y destacado trabajo. En él se muestran más directos y claros que nunca e incluso sus letras han perdido algo de su tono más críptico para hablarnos claramente de lo que les sucede cada día y lo que nos está pasando y afectando a todos. Se acercan a la docena de años de vida, pero antes estuvo su glorioso pasado en Aina o Shanty Rd. Comienzan con la gran melodía entre épica y melancólica de ‘El mirlo’. Los aromas más hardcore llegan con ‘Hasta la boya y volver’. Por eso ellos mismos y sus seguidores siguen hablando de influencias bien llevadas y tamizadas como las de Superchunk, The Jesus Lizard, Seam o Jawbox. También lo puden hacer con ese instantáneo single que se titula ‘Pop y espiritualidad’ con sus afiladas guitarras. Me encanta la preciosa melodía de ‘80% agua’ con unos detalles instrumentales finísimos a cargo de Marc Clos. En ‘Rabindranath’ suenan más relajados y “filosóficos” que nunca y la letra tiene mucha miga al igual que bastantes de las nuevas. Se ponen agresivos casia lo Lagartija Nick en ‘La historia más veces jamás contada’. La velocidad y el ritmo fulminante regresa hacia el final con la irreversible ‘Reversible’ que deja paso a un final guitarrero y enérgico como es ‘La jota’ porque ellos siguen con marcha y cuerpo de joteros y porque con temas así seguirá habiendo mucha jota en sus calientes y netregados directos.

The New Raemon: “Oh, Rompehielos”

En la velada citada anteriormente el que fuera líder de Madee, Ramón Rodríguez, ahora The New Raemon, interpretará íntegramente su aclamado debut en solitario del año 2008, “A Propósito De Garfunkel” (BCore Disc). Pues bien parece que hay unanimidad en público y crítica en que este quinto disco, “Oh, Rompehielos”, es el mejor de su trayectoria junto a aquel sorprendente debut. Se trata de un disco repleto de humanidad y relaciones personales. A veces complicadas, a veces pacíficas y reconfortantes. Marc Clos, una vez más en los discos de BCore, es vital en el rico sonido del disco aportando más de una decena de instrumentos que brillan desde la inicial y delicada ‘Una historia real’. El comienzo del doble vinilo es genial con las también exquisitas ‘Oh, rompehielos’ o el gran y luminoso estribillo pop de ‘Reina del Amazonas’. Todavía más subyugante es el estribillo de ‘El Yeti’ en el que parece tratarse de alguna ruptura sentimental. También emocionan la desnudez, las percusiones épicas y los coros espectrales de ‘Desencuentros’. ‘Quimera’ también es triste y hermosa y la sección de ritmo suena como los Joy Division de “Closer”. Otra preciosidad intimista es el arranque de ‘Los hechos’ y el disco acaba también de manera excepcional con los guapos teclados de ‘Moneypenny’ que proporcionan una cálida melancolía e introspección. ¡Qué siga con su increíble ritmo de trabajo porque es de lo mejorcito del rock de autor o indie rock que tenemos en la actualidad!

Siguenos en Twitter

Comentarios